FAQ

 

Preguntas frecuentes sobre las deformaciones craneales en bebés (plagiocefalia, braquicefalia y escafocefalia).

 Niños con cascos plagiocefalia

¿Les duele? ¿Es peligroso para el desarrollo del bebé?

No les duele y se acostumbran a él enseguida. Les puede molestar, en raras ocasiones, lo que nos da una ayuda de qué se necesita hacer alguna modificación o rectificación en el casco.

 

¿Tiene el casco algún tipo de mantenimiento? ¿Cómo se puede limpiar?

El mantenimiento se reduce a limpiar el casco con un paño humedecido en alcohol y secarlo con un papel absorbente. No es aconsejable echar directamente sobre el casco vaselina, colonia, alcohol, cremas…

 

¿Tengo que ir primero al pediatra para poder empezar el tratamiento?

Primeramente tendría que ir a su pediatra para que le hiciera un diagnóstico y valorase la opción del tratamiento con el casco corrector. Una vez diagnosticado y con la prescripción se podría comenzar el tratamiento con la órtesis craneal.

 

¿Cada cuánto tiempo es bueno ir a revisiones? ¿En qué consisten?

La primera revisión suele ser a los 15 días, a partir de ahí entre 3 semanas – 1 mes entre revisión y revisión.

 

¿Tiene algún efecto secundario?

El uso del casco corrector no tiene ningún  efecto secundario sobre el bebé.

 

¿Puede dar el casco alguna reacción alérgica?

En muy raras circunstancias ya que el material con el que se fabrica el casco mediante el  STARband es hipoalérgico. No obstante es normal que los primeros días con el casco el bebé tienda a sudar más. Esto puede dar lugar a sequedad pudiéndose solucionar con una simple crema cutánea.

También se pueden hacer agujeros de ventilación en el casco corrector, aunque esto no suele aumentar mucho la transpiración.

En los casos en que se produce una alergia por el material del forro interno del casco STARband, se colocaría el modelo STARlight bivalvo.

 

¿Qué edad es la más adecuada para empezar el tratamiento? ¿Cuánto dura?

El tratamiento es efectivo entre los 4 y los 18 meses. Teniendo en cuenta que en niños mayores de 18 meses, existe alguna  posibilidad de conseguir cierto grado de corrección, pero son mínimas en comparación con lo que se puede lograr en el momento oportuno. Ya que a partir de esa edad el crecimiento del cráneo disminuye y las posibilidades de corregir la deformidad también, ya que se hace más difícil dirigir el crecimiento progresivo de la cabeza del bebé. En cuanto a la duración, los resultados lo determinarán; pero el término medio es entre 4 y 6 meses teniendo en cuenta siempre el crecimiento del cráneo y el grado de deformidad inicial.

 

Cuándo tiene fiebre el bebé, ¿se le debe quitar el casco?

Es recomendable retirar el casco cuando el niño tenga fiebre, dado que la órtesis aumenta más el calor corporal que pueda tener el bebé.

 

¿Le puede deformar las orejas?

Dado que el casco tiene cierta holgura para no presionar en exceso el cráneo del bebé, en ciertas ocasiones en las que el niño permanece tumbado puede darse el caso de que el casco doble o desplace las orejas de su posición natural. Con lo que se recomienda vigilar y recolocar el casco para evitarlo y si fuese necesario acudir a la ortopedia para rectificarlo durante el tratamiento.

 

¿Una vez que se termine el tratamiento, puede volver a sufrir alguna deformidad craneal?

No existe ningún riesgo de volver a sufrir deformidad  porque lo que se habrá hecho es solucionarla dirigiendo el crecimiento de los huesos del cráneo gracias al casco corrector. Por lo que a partir de ese momento, el crecimiento de los huesos del cráneo será mínimo y las posibilidades de una nueva deformación irrelevantes.

 

¿Qué porcentaje de casos consigue la corrección deseada?

En un 98% de los casos se corrige la deformidad craneal existente.

 

¿Una vez colocado el casco se puede modificar a medida que se corrige la cabeza del bebé?

El casco se va modificando a medida que se va corrigiendo la deformidad y va creciendo la cabeza del niño.

 

¿En qué casos no está indicado el casco?

No está indicado en casos de craneosinostosis (fusión prematura de las suturas craneales), salvo como complemento quirúrgico, hidrocefalia sin estabilizar, deformidades provocadas por tumores, traumas o infección ni en bebés con edad inferior a 3 meses.

 

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene una deformidad craneal?

No hay que alarmarse si vemos cierta asimetría craneal, ya que es normal. Podemos hablar de anormalidad cuando esa asimetría adquiere niveles elevados.

Los médicos especialistas trabajan teniendo en cuenta un conjunto de medidas que les permiten establecer unos criterios para así poder identificar los casos de asimetrías leves, moderadas o severas. El tratamiento con la órtesis craneal se daría en los casos de asimetrías moderadas o severas, aunque en algunos casos también se puede dar en casos más leves por preocupación a nivel estético, pero siempre bajo criterio médico.

 

¿Se puede hacer algo para evitar o prevenir la deformidad?

Existen prácticas preventivas que pueden llevar a cabo los padres desde el nacimiento del bebé, como por ejemplo ponerle boca abajo el mayor tiempo posible (salvo para dormir) o mientras juega utilizando diferentes estímulos como ayuda, reducir el tiempo que pase en sillas o cochecitos y realizar estiramientos y masajes en el cuello.

Pero cuando el bebé nazcan ya con una plagiocefalia congénita, estas técnicas no suelen ser suficientes y se tendría que recurrir a tratamiento ortésico.

 

¿Es aconsejable cortar el pelo al bebé durante el tratamiento con el casco?

Si que es aconsejable cortar el pelo al niño para prevenir un poco el sudor que produce ya el casco de por sí.

Acceso al sitio