Nuestra Sugerencia

Ortopedia Juan Bravo ofrece una solución a medida cuyo objetivo es el de proporcionar un efectivo y progresivo realineamiento de las estructuras óseas, desarrollando y manteniendo la competencia funcional. Para ello hace uso de tecnología de vanguardia y para su puesta en marcha colabora con profesionales médicos y centros de referencia a nivel internacional.

Desde Ortopedia Juan Bravo creemos que la mejor forma de conseguir los objetivos marcados para la corrección de la deformidad del cráneo de los niños debería seguir la siguiente línea:

Ortopedia Juan Bravo dispone de personal capacitado y especializado para llevar a cabo todo el proceso del tratamiento de las deformaciones infantiles, pero también creemos imprescindible la visita previa del niño al pediatra y la valoración y diagnóstico por parte del mismo. Es este facultativo quien a través de una exploración inicial y a través de la toma de medidas antropométricas finalmente decida si su hijo requiere el uso de una ortesis craneal o no.

  Una vez el pediatra haya diagnosticado y sugerido el uso de una ortesis craneal para su hijo es el momento de realizarle una toma de medidas de la cabeza.
  Inicialmente uno de nuestros especialistas realizará un examen visual de la cabeza del niño para identificar los puntos de prominencia, y prepararlo para la toma de medidas. Estas medias se tomarán haciendo uso de un sistema de adquisición de datos a través dtipo 1e un laser de No contacto que genera imágenes de la cabeza escaneada en 3D.

 El láser que utiliza el STARscanner es un láser de tipo 1, totalmente inocuo para los bebés.

 

 Antes de realizar el scanner se colocan al niño dos puntos (pegatinas) como señales anatómicas que servirán al scanner para generar su modelo tridimensional. Como se aprecia en la imagen los puntos son Tragión derecho, a la altura de la oreja derecha; Tragión izquierdo, a la altura de la oreja izquierda.

 Posteriormente se coloca al niño en posición supina sobre el STARscanner y sujetando levemente la cabeza del niño por debajo de la mandíbula para que no se mueva, se realiza el scanner de la cabeza el cual dura 1 segundo.   En este proceso cuatro láseres forman un haz de luz alrededor de la superficie de la cabeza y un software computarizado interpreta la información que capturan las cámaras y el movimiento del carro generando un modelo exacto en 3D (tres dimensiones) de la cabeza del niño.

  El proceso de toma de medidas anterior genera un archivo informático que es enviado a Orthomerica en USA para la fabricación del casco. 

 El proceso de fabricación comienza con la reproducción exacta (mediante una fresadora robotizada) de la cabeza del bebé con los datos obtenidos del software del STARscanner.

 Cuando se ha conseguido el molde en positivo de la cabeza, se realizan las rectificaciones necesarias en la misma, para corregir la deformidad de la misma, y, sobre este molde rectificado se fabrica la ortesis craneal a medida, cuyo exterior está formado por un termoplástico rígido, y el interior está hecho de un foam que se irá retocando y rebajando en las futuras revisiones del tratamiento para ir dejando el espacio adecuado en las zonas de aplanamiento del cráneo y haciendo contacto en las áreas que requieran de un menor crecimiento.

 

 

  

El STARband está diseñado como una ortesis dinámica y progresiva que requiere un ajuste específico para lograr los resultados deseados, dado que el material interior nos permite ajustar y acomodar el casco a las variaciones circunferenciales, propiciando el crecimiento en las áreas deseadas.

EVALUACIÓN ACTIVIDADES
Adaptación inicial.

Revisión de la colocación.

Revisión de los puntos de presión.

Revisión dos semanas más tarde Toma de medidas como comprobación de la evolución, y modificación del material interior o foam en las áreas necesarias
Revisión cada tres semanas o cuando se necesite.

Continuar con el seguimiento del tratamiento.

   

TummyTime son básicamente consejos de reposicionamiento, actividades que enseñan a los padres a sostener, colocar y jugar con el niño de una forma correcta. 

 TummyTime es una técnica de reposicionamiento para bebés y sus cuidadores, que evitan que el recién nacido permanezca permanentemente tumbado en la misma posición. De esta forma Tummy Time ofrece recomendaciones para que, siempre esté supervisado, el bebé pase el máximo de tiempo colocado sobre el estómago durante el día. 

 Estas recomendaciones incluyen sugerencias sobre cómo posicionar al bebé en las distintas actividades que desarrolla a lo largo del día (tiempo de juego, alimentación, cambio de pañal,…). 

 Al incrementar el tiempo que el recién nacido pasa boca abajo, se consigue lo siguiente:

-Mejora en el desarrollo de los músculos del cuello y el hombro.

- Prevenir la rigidez de los músculos del cuello y la aparición de zonas planas en la parte posterior del cráneo.

- Desarrollo muscular necesario para que el bebé adquiera la capacidad de darse la vuelta, sentarse y gatear por sí mismo.

 Servicio TummyTime para bebés.

Acceso al sitio